Las caídas de la bolsa no han dejado a nadie impávido, los gestores están nerviosos y como consecuencia los niveles de liquidez de sus carteras se han situado en máximos de casi 15 años.
 
La encuesta mensual de gestores de fondos que elabora BofA Merrill Lynch muestra que en la actualidad el nivel de efectivo está en el 5,6% de su portfolio lo que, en opinión de estos expertos, es sin duda una señal inequívoca de compra.

cash máximos


Lo que explican los autores de la encuesta es que lo que se puede ver entre los encuestados es que entre la mayoría de ellos destaca el deseo de preservar el capital y que en ese sentido la rotación de activos que se ha producido es coherente. De esa forma se ha puesto dinero en liquidez, se han comprado utilities, bonos y telecos.

rotación activos

En estos resultados se aplican los resultados de una encuesta realizada en pleno crash de las bolsas a partir de inicios de año. Una de los temores que han llevado a este traspiés ha sido el temor a que se produzca una recesión de la economía global. Quizá por eso las perspectivas de los gestores sobre crecimiento global y beneficios son negativas por primera vez desde julio de 2012. Las previsiones sobre China son las más bajas desde diciembre de 2008.

Un 16% de los consultados creen que en los próximos 12 meses las condiciones económicas a nivel global van a ser peores, lo que implica la lectura más negativa desde diciembre de 2011.  En concreto, número de inversores que piensan que la economía está en la parte madura del ciclo está en máximos desde octubre de 2008. Es más, el 19% considera  que es posible que se produzca una recesión en los próximos 12 meses.

posibilidad de recesión

 
En este entorno, los encuestados están muy divididos sobre el futuro de la política monetaria de la FED. Un 23% no espera subidas de tipos, un 33% apuesta por una subida y el 34% espera dos subidas.  Con todo, un 20% de ellos considera que la rentabilidad del bono a 10 años caerá en los próximos 12 meses.
 
En cuanto a activos, los gestores siguen prefiriendo la renta variable, aunque el porcentaje de ellos que sobrepondera las acciones ha caído desde el 21% hasta el 5%. De hecho, este porcentaje implica que los inversores han situado su inversión en bolsa por debajo de su media histórica.

acciones


Recuerdan los autores de la encuesta que “el anterior punto de entrada a activos de riesgo en 2002, 2009 y 2011 se produjo después de que los inversores optaran mayoritariamente por infraponderar bolsa”.

Por regiones, sigue descendiendo el porcentaje de inversores que infraponderan renta variable americana, hasta el 19%. Se trata del décimo segundo mes consecutivo en el que optan por reducir las posiciones de Wall Street. También se ha reducido el apetito por Europa. Así, ahora solo sobrepondera la renta variable del viejo continente un 36%, lo que implica mínimos de 13 meses. Mejora, eso sí, la visión sobre los emergentes hasta máximos de 7 meses, aunque todavía la infraponderan el 23% de los gestores.

Con todo, los expertos consideran que estos resultados muestran una parálisis de los inversores y no pánico. Ellos consideran que se ha producido una capitulación limitada en dólar, renta variable europea, bolsa japonesa y tecnología.  Por el contrario, han optado por una mayor asignación en bonos y telecomunicaciones.

En cuanto al oro, los gestores ven a este activo en su mayor nivel de infravaloración desde enero de 2009. En cuanto al petróleo, un 50% de los encuestados considera que está infravalorado, lo que supone la lectura más alta desde que se tienen datos.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“¿Preservar patrimonio o tomar riesgo? Ya no tiene opción, ambos”
“Los beneficios de EEUU registran la peor evolución desde 2009”
“Sólo un fondo de RV de España obtiene rentabilidad a 12 meses”