Standard & Poor’s ha acudido al auxilio de la prima de riesgo que estos días se estaba descontrolando y Mapfre lo ha aprovechado para escapar de los mínimos anuales. 

Mapfre venía respetando la directriz alcista que partía desde agosto de 2012 hasta que el mes pasado la rompió por debajo con la pérdida de los 3 euros. Actualmente muestra una incapacidad constante para poder romper este nivel de resistencia más que psicológico y se empeña en lateralizar su cotización, consolidando de esta manera las subidas de los años atrás. A corto plazo, tiene soporte en los 2,85 euros, mínimos del año. De perderlos, podría caer hasta los 2,75, mínimos de diciembre. De hecho, Roberto Moro, de Apta Negocios, afirma que “si Mapfre pierde los 2,85 euros no habría que estar en ningún caso en el valor”.
Si, por el contrario, vuelve a soportarse en los mínimos anuales y rompe los 3 euros, podría recuperar los 3,15 euros, en primera instancia, y los 3,45 euros, donde tiene sus máximos históricos marcados en enero de este año.

Tradicionalmente, Mapfre ha desarrollado un movimiento en efecto espejo con respecto a la prima de riesgo. Sin embargo, este año esa tendencia parece haberse roto. Con la prima de riesgo haciendo mínimos, Mapfre ya se había enrolado en el actual lateral entre los 3,15 y los 2,85 euros. Hoy, que la prima de riesgo desciende a 158 puntos básicos, gracias a la mejora del rating español por parte de S&P a “BBB” perspectiva estable, Mapfre reacciona con una ligera subida del 0,69% que no le capacita para recuperar los 3 enteros. 

mapfre