La sesión europea se mantiene con bajadas, a pesar del anuncio ABN Amro de que el mundial podría suponer hasta siete décimas en el crecimiento del PIB. Para España sí, eso es optimismo “se mueven los mercados, la gente sale y consume y añade ganas de coger las cosas nuevamente”, reconoce Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de BNP Paribas Fortis. El problema es que estamos en una situación muy difícil. Si fuera EEUU o Alemania se movería más y desde el punto de vista de las compañías “ya ha hecho su efecto. Adidas ha subido casi un 7% en los últimos tres meses cuando el Eurostoxx ha caído un 3%”.
Arranca la sesión en EEUU cuando las compañías comienzan a publicar resultados. Las cifras, en cuanto Alcoa saca 0.15 dólares no es tan importante como la visión de las compañías para el segundo semestre “sobre todo cuando en el último mes ha habido una desaceleración del crecimiento bastante pronunciada”. En ese sentido, no sólo desde el punto de vista micro tenemos al fabricante de aluminios sino también de Citigroup, General Electrico o Bank of America que nos darán una pincelada de la visión de la economía estadounidenses.

En el plano económico, tenemos el índice Empire y la FED de Filadelphia el próximo jueves “dos indicadores adelantados que, junto a los resultados de las compañías, nos permitirán tener una visión de la economía más real”.

Bank of America ha reconocido ante la SEC haber errado a la hora de haber realizado seis operaciones que ocultaron miles de millones de dólares de su deuda. Esta semana también tenemos el tema de que quieren adelantar la reforma financiera “que no sólo es de regulación sino también de supervisión. El problema de los mercados no es tanto la regulación como la supervisión pues los reguladores no tienen las herramientas suficientes para controlar Holdings tan importantes como éste.

En el mercado de divisas, en 1.2571 unidades, es un mero movimiento técnico y creemos que podemos volver a ver 1.18-1.23 en el corto plazo “siempre y cuando los datos repunten en EEUU”.

Los strees test ha hecho repuntar al sector financiero tanto en Europa como en EEUU, creo que eso puede seguir y puede ser el que rompa los 1.077 del S&P500