Los Millenials llegaron a nuestras vidas hace algo más de dos décadas, aunque no comenzaron a protagonizar titulares hasta hace poco más de un año. De ellos se destaca su incapacidad para el ahorro y su gusto por las redes sociales y su digitalización. Pero su reinado ha durado poco, Goldman Sachs acaba de publicar un informe en el que afirma que hay que centrarse en la generación posterior, la Z.
La Generación Z integra a todos aquellos nacidos a partir de 1998, es decir, los que ya han comenzado a cumplir los 18 años. Según el banco de inversión se trata de una generación mayor y que va a tener un comportamiento radicalmente distinto en muchas cosas, también en sus finanzas y en la forma en la que abordan el futuro. Son los niños que han crecido con la crisis y eso se les nota.

Explican en el banco que “son los que están entrando en su etapa de formación y adquiriendo una mayor influencia”. En estos momentos sólo en Estados Unidos se calcula que existen unos 70 millones de miembros de esta nueva generación. “Criados por padres de la Generación X durante un tiempo marcado por la crisis económica, aumento del crédito de los estudiantes, guerras en el extranjero… estos jóvenes son menos idealistas y tienen una idea más pragmática del mundo”, dicen.

Generación Z


Son unos niños que ya han nacido con un dispositivo digital en sus manos con lo que son, realmente, los primeros nativos digitales. En opinión de los expertos de esta firma no sólo van a ser más numerosos que los Millenials sino que, además, serán más influyentes, dicen. Por eso los inversores, las empresas… deben empezar a conocerlos. Estas son sus características.

1- Es la más diversa hasta la fecha. El aumento de los matrimonios multirraciales ha aumentado un 50% en los últimos 10 años. Se espera que para 2020 más de un 50% de los niños nacidos en EEUU sea parte de una minoría étnica. Una diversidad que se extiende también a otros aspectos de la vida como la orientación sexual, por ejemplo.

En moda, por ejemplo, se caracterizan por un estilo más básico, con ausencia de logos o marcas, por ejemplo. “No creer en un diseñador, o una marca establece su identidad lo que ya representa un reto para las marcas de moda, por ejemplo”, dicen.

2- Nativos digitales, todo sucede online: Explican estos analistas que esta generación está conectada a internet al menos una hora al día, y que la mitad, al menos lo están unas diez hora. Sin embargo, al contrario de lo que ocurre con los Millenials, son más conscientes de las implicaciones y protegen en mayor medida su reputación online.

En lo que tiene que ver con sus hábitos de gasto, todo está relacionado con las compras online. Explican en el banco que “han creado un ejército de buscadores de ofertas online”.

3- Son muy conservadores en lo que se refiere a sus finanzas y al dinero: Según explican en Goldman Sachs no se parecen nada a la generación anterior. Los Millenials eran soñadores que perseguían el lema de “sigue tus sueños a toda costa”. Ellos, que han crecido en la crisis son mucho más conscientes de las consecuencias de sus decisiones financieras.

Una reciente encuesta explicaba que ya un 70% de ellos trabajan para ellos mismos en tareas como dar clase, o vender productos en internet. Unas labores que, según Goldman Sachs, van a ser muy positivas cuando entren en el mundo laboral. Otro estudio demuestra que un 42% de ellos quiere trabajar por su cuenta, muy por encima del 15% actual.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
Millenials: Así invierte la nueva generación
Los Millenials quieren más activos de riesgo en sus carteras