Hemos visto que los volúmenes siguen siendo bajos, ayer WS cerraba con ligeras subidas pero marcando mínimos anuales de volumen, lo que nos hace ver que los operadores están fuera del mercado.
Sobre todo a la espera de ver qué pasa con Bernanke y Draghi en las próximas semanas. No hay seguridad del QEIII, “ayer con la lectura del Libro Beige intentamos ver que hubiera algo que nos dijera que habría estas medidas pero hubo interpretaciones muy ambiguas”. En Europa igual, a la espera de ver qué dice el BCE, se habla incluso de una posible bajada de tipos de última hora , “algo que descartamos pero es cierto que lo que han des contado los mercados es un rescate para España. La clave estará en las condiciones”.

En China, el primer ministro ha dicho que seguirá comprando deuda los países de la Zona Euro. “Algo que tendrá un impacto débil. Cuando hablamos de los mercados y ataques no hay que olvidar que los mercados son todo: fondos de pensiones, China cuando decidir invertir en deuda…y  España, para todos los inversores que buscan estabilidad, no es apto para invertir por lo que es normal que la prima de riesgo no se relaje”.

El IPC sube hasta el 2.7% en el mes de agosto, en tasa interanual, que tendrá un impacto negativo en la economía pero “es una tasa muy controlada, no desorbitada. En una situación como la de España, cuanto más alta sea la inflación es peor pero siempre es peor la deflación. La subida del precio de los carburantes es inevitable”, concluye en Radio Intereconomia.