Estábamos descontando que los inversores institucionales habían dado el año por cerrado pero no ha sido ayer, y un ejemplo lo vimos en la familia Del Pino que ha invertido más de 600 millones de euros y ha anunciado que todavía posee más de 500 millones por invertir.
Estábamos descontando que los inversores institucionales habían dado el año por cerrado pero no ha sido ayer, y un ejemplo lo vimos en la familia Del Pino que ha invertido más de 600 millones de euros y ha anunciado que todavía posee más de 500 millones por invertir. Hay que destacar que el sector de comunicaciones en Europa sigue estando en negativo y compañías como Deutsche Telecom y France Telecom podrían cerrar el año en positivo.