Después del susto que se llevaron los inversores el pasado mes de agosto y septiembre, parece que la situación comienza a relajarse. Según la encuesta de gestores de fondos de BofA Merrill Lynch, aunque la posición de efectivo que mantienen en las carteras sigue siendo elevada, se ha reducido considerablemente con respecto a meses anteriores.
Los inversores siguen largos en cash y cortos en riesgo, aunque se observa un potencial alcista para los activos de riesgo”, afirman los autores de la encuesta. En concreto, el porcentaje de liquidez que hay en las carteras ahora ha bajado hasta el 5,1% desde el 5,5% de la encuesta de septiembre. La cifra, en cualquier caso, sigue siendo excesivamente elevada.

nivel de efectivo en las carteras

Estos temores tienen que ver con varios factores. Uno de ellos es que el número de gestores que creen que estamos en la fase final del ciclo se encuentra en máximos de 3 años, se trata de un 37% del total de los encuestados. La mayor parte de ellos, el 50% consideran que estamos aún en la parte media del ciclo.

En este entorno, las posiciones que más han crecido en este último mes han sido las que se dirigen al Reino Unido, a energía, eurozona, commodities y acciones, por ese orden. Por el contrario, han caído las asignaciones al sector de bienes de consumo básico (staples) y a las compañías industriales.

Por eso en la firma aconsejan a los contrarians ir largos en emergentes, materiales, energía y commodities y staples. Por el contrario, apuestan por posiciones cortas en sector discrecional, eurozona, bancos y tecnología.

cambios en carteras

Otra de las conclusiones principales es que cada vez son menos los inversores que creen que la FED subirá tipos los tipos este año. En concreto, los resultados muestran que sólo un 47% de los participantes cree que la autoridad monetaria actuará este año. Quizá porque las expectativas sobre el crecimiento global están en niveles mínimos desde julio de 2012, aunque han mejorado tras las últimas noticias macro que muestran cierta estabilidad en China. La mayor parte de los inversores creen ahora que los bonos del tesoro y las acciones serán los activos más afectados por una hipotética subida del precio del dinero en EEUU.

Crecimiento y subida de tipos


En plena época de resultados, los encuestados esperan una caída de márgenes de las cotizadas. En concreto, un 26% de los gestores creen que seguirán reduciéndose en los próximos 12 meses. Además, las previsiones de beneficio de las compañías son las más pesimistas desde mediados de 2012.

En este sentido, por primera vez desde junio de 2010 hay aumentado el número de gestores que esperan que las compañías mejoren su balance con los beneficios en lugar de aumentar la retribución a los accionistas.

Asignación de activos:

La mejora de las perspectivas ha provocado que la asignación a la renta variable haya mejorado desde mínimos de tres años. En concreto, en la actualidad un 26% de los gestores la sobreponderan, frente al 17% anterior.

Por regiones, la renta variable Americana sigue sin mejorar su aspecto frente a los gestores. De media, un 10% de ellos la infraponderan, por debajo de su media histórica.

Al contrario, la renta variable de la eurozona sigue mejorando y el porcentaje de gestores que la sobreponderan, un 54%, está en máximos de 7 meses, también por encima de su media histórica.

Asignación en renta variable

También ha mejorado hasta la mejor lectura en 29 meses la asignación hacia la renta fija, En la actualidad la infraponderan solo un 41% de los gestores, en línea con la media de largo plazo.

En esta línea también se ha incrementado la asignación a las materias primas, que ha abandonado los mínimos de 28 meses. Aunque sólo la infraponderan un 23% de los gestores, sigue por debajo de su media histórica.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:

Las tres compañías con más recomendaciones de compra…. Y no están en el Ibex 35

BofA Merrill Lynch recomienda comprar empresas de calidad en resultados