Los españoles prefieren viajar solos o en pareja antes que con la familia, según una encuesta realizada por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) correspondiente al primer semestre del año.En este periodo el 25,5% de los encuestados indicaron que prefieren viajar solos, cifra que supera al 21,2% que preferían esta opción en 2007, mientras que el 40,7% lo hizo en pareja, frente al 39,5% del año anterior.
Los viajes con la familia descendieron en el primer semestre en 5,5 puntos, al situarse en el 33,8%, pero el ICTE considera que en el segundo semestre habrá una cierta corrección al alza. En cuanto al gasto por persona y día, el 66,02% de los viajeros se situó por debajo de los 100 euros y el 26,74% gastó entre 100 y 300 euros. Asimismo destaca el número de españoles que viajó al extranjero en el primer semestre, un 22,6% de los encuestados, mientras que en todo 2007 fueron un 31,2%. En el interior del país siguen manteniendo su importancia como destinos principales Andalucía y la Comunidad Valenciana, que prevalecen por encima de las demás regiones porque los españoles siguen prefiriendo el sol y la playa para sus desplazamientos interiores. El 35,14% así lo decidió. Otro dato curioso que aporta la encuesta del ICTE es la forma en la que durante el primer semestre del año se contrató el viaje, ya que destaca la importancia que cada vez tiene más el uso de internet a la hora de buscar un desplazamiento. El 5,22% de los encuestados es partidario de la tradicional consulta a las agencias de viaje, mientras que el 64,93% prefiere utilizar las páginas web, y el 29,85% opta por la contratación directa con el proveedor. Los hoteles de cuatro y cinco estrellas son los más elegidos, hasta el 29,07% de las personas encuestadas los utilizaron en ese semestre, seguidos por las casas particulares, con el 24,94%. Por contra, contrastan los alojamientos rurales que alcanzan un 4,65%, y los apartamentos, el 9,69%, que caen en relación al conjunto del año 2007 en una media de 2,5 puntos. En el caso del transporte, el automóvil continúa siendo el rey, con un uso por parte del 47,03% de los viajeros consultados, seguido por el avión y el autobús, con el 29,59 y el 13,82%, respectivamente.