Coca-Cola España ha encajado una caída de las ventas de sus productos de un 1,7 por ciento en volumen, según ha declarado su presidente, Marcos de Quinto, durante la presentación de su nueva campaña publicitaria "Destapa la Felicidad". Este descenso sólo se da en volumen, ya que la facturación ha aumentado debido al efecto de subida de precios, según la compañía, que en todo caso no ha facilitado las cifras.
El canal de hostelería ha sido el más afectado por la caída en volumen, ya que se ha rebajado en el 4 por ciento, lo que la compañía explica por un descenso en el consumo en dicho canal.

En el canal de alimentación, sin embargo, el consumidor ha mantenido en 2008 un comportamiento similar al de un año antes, ya que sólo se ha registrado un leve descenso del 0,1 por ciento del volumen de litros vendido.