En la actualidad más de un 11% de los trabajadores españoles son autónomos, según los últimos datos de afiliación de la seguridad social. Un 65% confía poco o nada en mantener su nivel de vida durante la jubilación.
 
Según el Estudio de Preparación para la Jubilación 2016 que prepara Aegon muestra que un 65% de los autónomos españoles confía poco o nada en poder mantener un nivel de vida similar al que lleva en la actualidad. Solo un 21% se siente algo seguro de poder disfrutar de una vejez con comodidad económica y un 12% tiene la certeza de que podrá tener un estilo de vida similar al actual. ¿Cómo ahorrar para la jubilación cuando tienes 40 años?

Confían en la pensión pública


No es de extrañar, si se tiene en cuenta que el 86,2% de los autónomos no supera la base mínima de cotización. Es más, según los datos de la seguridad social, este porcentaje supera considerablemente el 90 % cuando la edad es inferior a los 40 años, en los extranjeros (97,3%) y los que llevan menos tiempo dados de alta (menos de 5 años). Eso sí, a partir de los 55 años de edad, el 30,1 % cotiza por una base superior a la mínima, hecho este relacionado con la proximidad a la edad de jubilación. (Los valores más alcistas del mercado por José Luis Cava)

Explican los autores del informe que “esta inseguridad de los autónomos españoles con respecto a su retiro viene condicionada por el nivel de ingresos que esperan tener durante su jubilación: sólo un 30% de la muestra encuestada espera tener unos ingresos similares a los actuales (entre un 80 y 100% del total). Por su parte, un gran porcentaje de los autónomos españoles (el 36%) espera ganar menos de un 60% de sus ganancias en la actualidad. En cambio, un 22% piensa que podrá disponer entre el 60-80% de sus ingresos presentes y sólo el 12% restante cree que percibirá más de lo que está percibiendo durante su etapa en activo”.

Jaime Kirkpatrick, consejero delegado de Aegon, apunta que “a los autónomos españoles les preocupa especialmente poder mantener durante su retiro un bienestar similar al de su etapa laboral. La pensión media de este colectivo es, según se deduce de los datos del Ministerio de Empleo, sensiblemente inferior a la de los trabajadores por cuenta ajena por lo que es comprensible que los datos de nuestro estudio muestren que los autónomos tengan unas expectativas no demasiados halagüeñas para su jubilación”.

Esto es lo que, probablemente, provoca que los autónomos tengan una mayor tasa de ahorro que la media de los ciudadanos españoles, aunque todavía –de acuerdo con este estudio- sigue siendo baja. ¿Estamos seguros de que no necesitamos un plan de pensiones?

Solo un 32% es un ahorrador habitual, la tasa es un 5% superior a la media española. Un 22% reconoce que aunque ha ahorrado en el pasado, ahora no lo hace. Eso sí, “un 21% de los autónomos españoles se etiquetan como aspiracionales: tienen planeado ahorrar para su jubilación pero todavía no han empezado a hacerlo. El 8% restante, igual que la media española, no planifica absolutamente nada su retiro”. 

Kirkpatrick explica que “los autónomos son uno de los colectivos más vulnerables a la hora de planificar la jubilación dado que es habitual que coticen por la base mínima. Valorando esta realidad, es muy preocupante que exista un porcentaje tan alto que, a día de hoy, reconozca no ahorrar nada (51%)”.

ahorradores habituales


Sistema público
La mayor parte de los autónomos consideran que la pensión pública será un 57% del total de sus ingresos de su jubilación, 7 puntos menos que la media española. Por el contrario, confían más en sus ahorros personales. (Spain is different también para la jubilación)

Además, los autónomos confían también mucho más que el resto de la media española en sus ahorros personales (32%) como fuente recurrente de ingresos durante su retiro, mientras que el 11% restante provendría de planes de pensiones privados.  (¿Cuánto debe ahorrar para mantener su nivel de vida durante la jubilación?)

Todo este entorno hace que más de una tercera parte de los autónomos de nuestro país tenga planteada una jubilación flexible, es decir, compatibilizar su pensión de jubilación con un trabajo a tiempo parcial.

Jubilación flexible