Sólo un 5% de las españolas reconoce utilizar productos de ahorro de cara a cobrar un complemento a su pensión. Más de la mitad, de hecho, consideran los ingresos de sus parejas como “un respaldo” muy importante en el momento de su jubilación. 

Con un salario medio en España un 28% inferior al de los hombres, las mujeres aducen falta de capacidad de ahorro para no plantearse contratar un plan de pensiones privado. Tan sólo cinco de cada 100 españolas tendría contratado algún tipo de producto de inversión de cara al momento de la jubilación.

'Ahorro entre las mujeres', 'Estudio de Preparación para la jubilación 2014' (FUENTE: AEGON)
'Ahorro entre las mujeres', 'Estudio de Preparación para la jubilación 2014' (FUENTE: AEGON)



Son datos de un estudio elaborado por Aegon, en colaboración con Womenalia, dentro del ‘Estudio para la preparación de la jubilación 2014’ que arroja, además, un dato que incide en la dependencia económica del género femenino respecto de sus parejas: más de la mitad de las españolas dicen considerar ‘extremadamente importante’ el sueldo de sus cónyuges a la hora de obtener una etapa dorada con menos dificultades financieras.


¿Qué hay detrás de esta ‘dependencia forzada’?

1. El salario medio femenino en España se sitúa en los 19.767 euros brutos anuales, según datos del Instituto Nacional de Estadística. Si hablamos de un hombre, este percibirá hasta 25.667 euros brutos al año de media. El 28% más.

2. Las mujeres que trabajan a tiempo parcial duplican a los hombres. Hasta una cuarta parte de la población activa femenina tiene este tipo de trabajo frente al 11% de los varones. Entre las causas se encuentra la necesidad de compatibilizar hogar y trabajo, cuyo peso suele recaer en ellas.

Asimismo, el 65% de las féminas dice tener un empleo a tiempo completo por un 75% de los hombres.

 
A estos dos factores que señala el informe, habría que añadir una mayor esperanza de vida de las mujeres, según recalcaba Miguel Ángel Bernal, responsable del Departamento de RF del IEB. Es por ello por lo que los expertos consideran que las mujeres requieren de un plan de pensiones por encima de las necesidades de los hombres al cobrar menos, contar, por lo tanto, con una menor jubilación y vivir más años que ellos de media. 

De este modo, las mujeres “reducen si capacidad de ahorro, su cotización y su jubilación”, asegura Marta Acebo, responsable de comunicación de Aegon España.

Insisten en la idea de la “concienciación” de ellas para que asuman un nuevo “rol psicológico” y sean capaces de “afrontar su futuro”, según Pilar Roch, responsable de desarrollo de negocio internacional de Womenalia.