La parte privada del sector financiero - que no eran cajas - está aguantando bien. Las cifras publicadas por el Santander "muestran el efecto tan grande que ha hecho en dotaciones mientras que las de Banco Sabadell son difíciles de analizar por la integración de la CAM, caja de sorpresas y ninguna positiva"

De los resultados que se han conocido durante la jornada, los de Santander “si uno toma aisladamente las cifras, se encuentra que hay pequeñas mejoras en márgenes pero luego prácticamente no hay beneficio, básicamente porque se ha hecho un esfuerzo en dotaciones muy grande – cerca del 90% para el cumplimiento de los objetivos del Real Decreto-. Son un poco más flojos de lo esperado “a nivel de márgenes con unas cifras un tanto contaminadas por España y Latam algo más flojo”, reconoce Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter.

En cuanto a las de Banco Sabadell , por lo que está contaminadas “es porque no se puede evaluar trimestre contra trimestre por la integración de CAM, una caja de sorpresas y ninguna positiva”. Pero, lo que vemos excluyendo CAM es que el crecimiento del negocio es del 3.7% “que no está mal teniendo en cuenta el negocio que tenemos. La parte privada del sector – que no eran cajas – está aguantando bien”.

Draghi hizo algo no convencional y plantea muy bien lo que puede hacer el BCE por el conjunto de la Eurozona sin dejarse guiar por lo que digan los fuertes. Ayer dijo que lo que haría sería “llevar adelante una estrategia que no generará inflación y que no necesita la implicación directa de los gobiernos. Creo que también hay que abrir la mente y darse cuenta que el hecho de que actúe el BCE es positivo”.

La recomendación de este experto pasa por ir tomando bolsas. En relación con la política de los bancos centrales están inyectando liquidez “ porque quieren lanzar al alza los activos para bajar las tires y empujar a la economía a asumir riesgos. Creo que les saldrá bien y hay que ir tomando bolsa”, explica en Radio Intereconomia.