Las carteras están supeditadas a la referencia de los últimos máximos decrecientes en términos semanales que ahora se encuentra en los 11.175 puntos de la pasada semana. Superando esta cifra se podrán tomar posiciones de cartera en valores con mejoras similares a las del índice.
Los primeros compases de la jornada han sido claramente correctivos, con un claro hueco alcista que ya ha sido anulado a través de un giro al alza de los precios intradiarios. Nos hallamos en un escenario de rebote con movimientos muy lentos y espesos, marcando nuevos mínimos y máximos progresivamente ascendentes. Las carteras están supeditadas a la referencia de los últimos máximos decrecientes en términos semanales que ahora se encuentra en los 11.175 puntos de la pasada semana. Superando esta cifra se podrán tomar posiciones de cartera en valores con mejoras similares a las del índice como, por ejemplo, Repsol por encima de 21,30 o Endesa por encima de 26,45. En definitiva, se podrá pasar de las posiciones de liquidez actual a posiciones más abiertas en lo que a renta variable se refiere.