El contexto de los mercados es favorable y cualquier recorte que se pueda producir debemos tomarlo como una oportunidad para entrar en el mercado, reconoe este experto.

 Mañana cargada de acontecimientos. “La decisión del tribunal será el detonante de la sesión. Hay una guerra común desde el punto de vista económico, es la vuelta a la senda de crecimiento. Se intenta avanzar con medidas que, de forma indirecta, podrían afectar a otras economías. En Estados Unidos año “tenemos año electoral, estímulos de la FED, lo que ha favorecido que – pese a que la coyuntura económica no va al ritmo que debiera- haya una serie de estímulos que deberían favorecer subidas en las cotizaciones”, reconoce Miguel Pareja, gestor de carteras de Bolsa 3 SV.

En Europa un ritmo más lento, dado que los problemas son mucho mayores, y “poco a poco el repunte de finales de junio se ha convertido en un rebote sostenido y ahora mismo lo que estamos viendo es un desequilibrio a favor de posiciones compradoras. Mientras no haya algo muy contundente para dar la vuelta al escenario actual, vemos un contexto favorable en que cualquier recorte que se pueda producir deberíamos tomarlo como oportunidad para entrar en el mercado”.

En el bono “estamos viendo una pequeña cesión pero no significa un cambio de tendencia. El caso del bund había tenido movimientos en las últimas sesiones claramente limitados, de momento no están entrando posiciones compradores como para romper la inercia correctiva”, explica este experto en Radio Intereconomia.

El oro está en la parte alta del movimiento fuerte de rebote, de forma paralela a las bolsas, puede tener algo de corrección pero la estructura de rebote no se pone en entredicho.

Mientras el Ibex 35 se mantenga por encima de los 7735 puntos “la tendencia alcista sigue intacta. La referencia serán los 7.700 puntos para un inversor que no sea intradía, un nivel que puede tener como colchón”.