Carmel Wellso, Co-gestora y analista de renta variable de Janus Capital ofrece su visión sobre la crisis de deuda financiera, el impacto global en los bancos y cómo con un buen análisis fundamental puede haber oportunidades de inversión en compañías europeas.

¿Hay similitudes entre la crisis de deuda actual y la crisis de 2008?
Carmelo Wellso: En general, yo diría que la situación en Europa es peor ahora de lo que fue en 2008. En comparación, la situación en los EE.UU. es mejor de lo que era en 2008. En el lado positivo, el sector financiero de EE.UU. es más saludable, tanto en términos de liquidez y capital.

Del mismo modo, los balances de los bancos europeos son más fuertes ahora. Los niveles de capitalización son aproximadamente un 40% más altos que en 2008. Y préstamo-depósito de proporciones-una medida de liquidez en el balance es de 10 a 20 puntos porcentuales más fuerte. También hay nuevas supra-nacionales de liquidez a los bancos en dificultades agudas instalaciones.

Pero hay una clave negativa ahora: las correlaciones entre las acciones de los bancos y la deuda soberana. Los diferenciales de crédito por defecto son muy ajustados. Como resultado de las primas de riesgo y los costos de financiamiento para los bancos en los mercados europeos de alto riesgo están en aumento. Esto puede conducir a una dura situación.

¿Cree que estas correlaciones se descompondrán?
Carmelo Wellso: Yo no creo que vayamos a ver un desglose de las correlaciones de corto plazo. Algunos problemas están abiertos a una solución rápida, como la situación de liquidez fuerte que puede ser resuelto por el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF). Pero eso es sólo una parte de la ecuación. La otra parte es que el crecimiento económico es débil, mientras que los niveles de la deuda soberana son altos. Así que estamos en una situación en la que el crecimiento no va a ser fácil con las tasas actuales de deuda. Eso es un problema estructural en Europa que no puede ser resuelto en años.

¿Cuál es la probabilidad de que la unión monetaria europea se rompa?
Carmelo Wellso: A principios de los años habría dicho que había un 5% o menos de posibilidades de una ruptura. Pero creo que la probabilidad ha ido en aumento cada mes. En este momento, yo diría que las probabilidades son del 30-35%. Crecen a medida que Europa espera para resolver la crisis. Los EE.UU., China, Japón y la zona euro pueden llegar a trabajar juntos para encontrar una solución.

¿Cree que hay oportunidades atractivas de inversión en bancos?
Carmelo Wellso: Un ejemplo sería el de un banco español que obtiene menos del 30% de sus ingresos de España. La mayor parte de sus ingresos provienen de México. Es más barato comprar la exposición al país a través de un Banco Europeo. Y México es un mercado atractivo para nosotros, su calificación de crédito soberano fue reafirmada recientemente, el panorama es estable y creemos que tiene buenos fundamentos.