La ruptura de los niveles de resistencia puede precipitar fuertes movimientos que, desde el punto de vista más básico, marcan una muy buena perspectiva. Todo ello acentuado por los datos que anticipan el control de la inflación norteamericana y los buenos resultados corporativos.
Apertura alcista marcada por los futuros del Eurostoxx que no llevan a romper niveles críticos: esta ruptura puede precipitar fuertes movimientos que, desde el punto de vista más básico, marcan una muy buena perspectiva. Todo ello acentuado por los datos que anticipan el control de la inflación norteamericana, los buenos resultados corporativos como muestra que el 69% de los presentados por las empresas del Standard&Poors superen la media de los últimos trimestres... Del otro lado tenemos la alterada situación geopolítica, aunque previsiblemente se calmará. En definitiva, estamos en buenos momentos para la renta variable.