Los bonistas que hayan comprado deuda de estados europeos (incluyendo Grecia) no sólo recuperarán lo pagado sino también el cupón.
El día en que se debate sobre la posible reforma del Tratado de Lisboa, Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter admite que “lo que se puede conseguir es un plan de asistencia ‘permanente’”.Este experto reconoce que el concepto que se tiene en el mercado es que los bonistas no pagarán hasta 2013 “y a partir de ese año puede ocurrir cualquier cosa. De modo que, si se reforma ese tratado, el plan de asistencia permanente sería algo más extenso y permitiría a los tenedores de bonos que hayan emitido los estados europeos (incluyendo países como Grecia) recuperar el principal y además el cupón”. Forcada ha reconocido en Radio Intereconomia que si esta reforma sale adelante “será un respaldo enorme para el mercado”.

Las recomendaciones de este experto pasan por “hacer caja para quien sea posible”. Mira donde está mal el mercado “en países como España o en la Eurozona pero si viajas a los principales indicadores mundiales, vemos avances de más del 10%”. Lo que sucede en Europa y la forma en que estamos pareciendo “nos lleva a ver la situación más dramática de lo que realmente es por lo que, mientras sigan estas dudas, tendremos que comprar industriales y energía americana”.

El director de análisis de Bankinter iría hacia compañías grandes “que tienen asegurado el dividendo pues, la probabilidad de que sea penalizado por la depreciación del dólar, es bastante inferior y estas compañías se están subiendo al ciclo”.