Nueva jornada de recortes para el selectivo español. Al cierre, el Ibex 35 se dejó un 3,88% hasta los 10.945,70 puntos en una jornada en la que, de nuevo, las dudas en torno al sector financiero inundaron las plazas bursátiles tanto a este como al otro lado del Atlántico. Jornada “nefasta” en palabras de Jesús de Blas, analista de Credit Agricole Mercagentes que comenta “cualquiera puede darse cuanta de ello habida cuenta de las pérdidas abultadas en toda Europa y sobre todo de las caídas que ha habido en los valores bancarios con porcentajes difícilmente recordables (…) pero es que el fantasma de qué pasará con los bancos se ha extendido por toda Europa, salvo por España, cuyos bancos –asegura este experto- han aguantado con moderadas caídas, con porcentajes asumibles”. En conclusión, dice este experto, “hay mucho miedo en el mercado y al final tanto bancos como materias primas como el resto de sectores se han contagiado”.
Una crisis financiera que se cobra nuevas víctimas no sólo al otro lado del Atlántico sino también en el Viejo Continente, donde ya hay voces que apuntan a una posible intervención de la Unión Europea para parar la hecatombe financiera. Sin embargo tal y como explica de Blas, “es casi imposible que aquí se tomen las medidas de Estados Unidos”. Según comenta este experto, “a los americanos se les puede criticar, pero tienen ideas e iniciativas, aquí ese tipo de posibilidades es difícil de ver, sobre todo después de ver titulares como que la UE investiga las medidas del gobierno belga sobre Fortis por si se tratara de ayudas de estado (…) si estamos pensando que si eso es una ayuda de Estado abrir un proceso sancionador, estamos en las antípodas de cualquier escenario que lleve a un plan de rescate”. Y es que, según apunta el experto de Credit Agricole Mercagentes, “aquí en Europa cada uno va por su parte, los intereses nacionales van a primar aunque sí hay consenso en apoyar al sistema financiero”. Y “en río revuelto…” es lo que debió pensar el Santander que tras conocerse que B&B iba a ser nacionalizado decidió comprar, a través de su filial británica Abbey, la red de sucursales y los depósitos de esta entidad británica, por 773 millones de euros. Una operación que Jesús de Blas califica de “valiente” ya que “hay que serlo para tomar decisiones en este contexto”. Santander –argumenta el experto- “ha comprado a un precio mucho más que razonable con unos activos que hace unos meses tenían un precio superior. Además, Santander ha comentado que podría obtener beneficios desde el momento uno (…) lo que está claro, -asegura de Blas- es que el panorama financiero ya no va a ser igual. Muchas entidades han desaparecido, otras están en proceso de concentración y en este proceso de concentración unas pocas entidades acabarán siendo los ganadores, como JP Morgan que está comprando a precio de saldo, o el Santander que a pequeña escala, en el Reino Unido ha comprado tres entidades, por lo que es uno de los ganadores finales”. Otra buena opción de compra para el experto financiero sería el BBVA. Hoy Morgan Stanley aseguró que el banco “podría servir de valor refugio para los inversores preocupados por riesgos de capital”. Según la entidad estadounidense, “la situación de capital de este banco español parece bastante segura”, si bien subraya “el riesgo de sorpresas negativas en cuanto a la obtención de beneficios en sus mercados principales, España y México”. Una opinión que comparte Jesús de Blas. “Si es una buena opción de compra”, asegura el experto que añade, “en este caso coincido con Morgan Stanley (…). Está extrañamente parado y no tiene un papel activo en la crisis como el Santander pero sus balances son comparables con los del banco cántabro (…). Es una opción interesante”. Al margen del sector financiero una de las noticias dentro del parqué español fue la mejora de recomendación de JP Morgan sobre las acciones de Grifols. Sin embargo, para Jesús de Blas, “a pesar de que es una compañía que lo ha hecho fenomenal desde principios de año, no estaría ahora en ella, porque lo han hecho también que podría caer”. Según explica el experto, “como el mercado cambie de sentido, el dinero no irá a este tipo de compañías que han actuado como refugio sino que volverá los ojos hacia valores más castigados, el dinero caliente entrará en el sector financiero”. En cuanto a las recomendaciones, Jesús de Blas aconseja “mantener una prudencia extrema” ya que, dice “vemos un mercado visceral y rumores que no sabemos cuál es su intención, posiblemente –dice- hacer dudas, y es que, se pone en duda cualquier cosa, cualquier sector, cualquier compañía y eso puede hacer cae en pánico”. Para este experto, “la situación es complicada, muchas entidades están cayendo. Elegir entre los supervivientes será una opción, pero no sabemos quiénes son”.