La operación que más nos interesa está en el sector de las telecomunicaciones porque participa Telefónica, pero no lo vemos muy claro porque consiste en comprar el 30% de una compañía muy apalancada que es Olimpia, en la que tienen una participación minoritaria que no nos da ninguna opción de control, la inversión es alta y no nos parece interesante. Es una operación que no tienen mucho sentido.
Ligeras correcciones en el mercado pero hay que tener en cuenta que es la 7º semana consecutiva de subidas, y los 15.000 puntos de Ibex que nos parecían tan lejanos están a la vuelta de la esquino. Estamos en un triángulo con tres vértices bien definidos: resultados, operaciones corporativas y en la base el efecto liquidez de fuerte entrada de dinero en la Renta variable. Esto hace que las subidas nos estén descolocanto porque en 40 días llevamos más del 50% de la subida esperada para todo el año. Esto tiene dos soluciones: revisar al alza las expectativas de revalorización o se produce la esperada corrección con un ajuste en las valoraciones que no llevaría a cierta normalidad. Esa corrección que nos parecía tan clara hace unas semanas por síntomas de agotamiento y que luchaba con techos claros en los 14.400 puntos, ahora se han roto con claridad, el camino parece más despejado y el mercado tiene buen fondo para alcanzar los 15.000 puntos. La operación que más nos interesa está en el sector de las telecomunicaciones porque participa Telefónica, pero no lo vemos muy claro porque consiste en comprar el 30% de una compañía muy apalancada que es Olimpia, en la que tienen una participación minoritaria que no nos da ninguna opción de control, la inversión es alta y no nos parece interesante. Es una operación que no tienen mucho sentido.