Esperamos que la jornada termine con sorpresas, con estos niveles ya pesando la sensación de vértigo compensada por noticias que vayan apareciendo y la evolución bursátil de los mercados americanos. Iberdrola baja a la espera de saber más sobre la operación en Scottish. Vemos por fin un comportamiento normal y ahora sólo queda ver como evolucionan los acontecimientos pero estratégicamente no es una operación descabellada, ya que el mercado ingles es de los más liberales y desarrollados en las energías alternativas. Esta operación reportaría sinergias y supondría un movimiento protector a posibles operaciones por lo que es muy interesante al largo plazo.