Metrovacesa sorprende porque las valoraciones del consenso están muy por debajo de las que recoge el secundario, aunque los accionistas de referencia parecen no pensar igual. Y la guerra accionarial es lo que impulsando al valor.
Metrovacesa sorprende porque las valoraciones del consenso están muy por debajo de las que recoge el secundario, aunque los accionistas de referencia parecen no pensar igual. Y loa guerra accionarial es lo que impulsando al valor. Nos cuesta ver la valoración actual.