Los precios de la gasolina y del gasóleo descendieron esta semana un 1,9% y un 0,9%, respectivamente, con lo que acumulan siete semanas consecutivas a la baja y se sitúan en 1,032 euros y 0,927 euros el litro, respectivamente, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE).
Este abaratamiento se produce después de que la gasolina alcanzase en la primera semana de junio su máximo anual de 1,10 euros el litro y de que el gasóleo hiciera lo propio a mediados de agosto, cuando alcanzó los 0,970 euros. Desde ese momento, la gasolina acumula descensos del 6,1%, y el gasóleo del 4,4%.

Además, el precio de la gasolina es en la actualidad un 13% inferior a los 1,194 euros el litro de la misma semana de 2008, cuando los carburantes iniciaban las caídas desde los máximos históricos de aquel verano. El gasóleo cuesta un 22% menos que los 1,2 euros el litro de hace un año.

En todo caso, la gasolina es una 25% más cara que a comienzos de año, cuando se registraron, en pleno derrumbe económico, mínimos desde 2004, mientras que el gasóleo cuesta un 10% más que en la primera semana de enero.

Esta bajada de los principales combustibles de automoción coincide con una ligera caída en el precio del crudo en la última semana. El barril de Brent, de referencia en Europa, cotizaba hoy a 68,57 dólares, mientras que el Texas 'sweet light' se cambiaba a 70,13 dólares en Nueva York.

Con respecto al resto de Europa, los precios del litro de super 95 y gasóleo son inferiores en España. Así, la gasolina alcanza los 1,173 euros en la UE de los 27 y 1,210 euros en la zona euro. En el caso del gasóleo, el precio se sitúa en 1,012 euros en la UE de los 27 y en 1,007 euros en la zona euro.