No ha habido sorpresas, la FED ha subido los tipos de interés tal y como descontaba el mercado en un cuarto de punto. El precio del dinero se queda en el 0,5% y el 0,75%.  Se trata de la segunda subida de tipos en un año.
 
En su comunicado, la FED asegura que la situación del mercado laboral y de la inflación, “el Comité ha decidido elevar los tipos de interés”. Con todo, la autoridad monetaria no ha hecho comentarios diferentes a los que suelen encontrarse en sus anteriores comunicados. Afirma que la política monetaria seguirá siendo acomodaticia para mejorar la situación del emrcado laboral y llevar la inflación hasta el objetivo de largo plazo del 2%.

En cuanto a su visión de la economía, la Reserva Federal asegura que aunque la creación de empleo ha sido sólida y continúa el gasto de los hogares, la inversión de las empresas sigue siendo débil. Este sigue siendo uno de los aspectos más negativos de la economía americana, cuando se lee el comunicado tras cada una de las reuniones.

En cuanto a la inflación, la FED asegura que “se prevé que se eleve hasta el 2% en el medio plazo una vez que se eliminen los efectos transitorios de las pasadas caídas del precio de la energía y el mercado laboral siga mejorando”. 

Por otro lado, no se ha hecho ni un solo comentario a la evolución de los eventos políticos fuera de Estados Unidos.

En esta ocasión, la votación a favor de la subida de tipos de interés ha sido unánime. Quizá más importante que la subida de tipos ha sido  la mejora de las proyecciones económicas  llevadas a cabo por los miembros del FOMC.  

Proyecciones económicas

En principio, la FED prevé que los tipos de interés acabarán el año que viene en el 1,4%, por encima del 1,1% que esperaban hace un año. Esto implicaría tres subidas de tipos adicionales, cuando el mercado descuenta dos.

Esta mejora se lleva a cabo después de incrementar las estimaciones de PIB tanto para este año como para el que viene. Para este ejercicio esperan una expansión del 1,9% y para el siguiente del 2,1%.
También prevén una mayor reducción del desempleo que la que estimaban en diciembre. Este año podría quedar algo por encima de noviembre, con el paro en el 4,7% y en el 4,5% en 2017.

Los miembros de la FED han incrementado sus previsiones de inflación para este año y la sitúan en 1,5%, ligeramente por debajo del 1,6% en el que se encuentra en estos momentos. Sin embargo no hay cambios para el año que viene, ya que estiman que quedará en el 1,9%, muy cerca del objetivo de largo plazo de la institución.

proyecciones


Donde también se ha observado una mejora significativa es en el llamado gráfico de puntitos, en el que se puede observar que solo seis miembros esperan entre una y dos subidas de tipos el año que viene. La mayor parte espera entre tres y cuatro subidas.

subida de tipos