“La atención del mercado hoy va a estar dividida entre Repsol y la subasta de deuda a corto plazo”, indica Victoria Torre, directora de análisis de Selfbank.

La expropiación de YPF a Repsol “es un varapalo y, al margen de la pataleta, lo importante es cómo se va a valorar YPF. Se calcula que tendría que valer 820.000 millones de euros para que Repsol no tenga minusvalías, aunque el precio lo va a fijar un tribunal nacional, por lo que vamos a ver hasta dónde llegan”.

Hay que tener en cuenta que “YPF supone un 2/3 de la producción que Repsol obtiene de Argentina. Pero Repsol todavía tiene una baza por jugar, el efecto de la credibilidad de Argentina al exterior, pues el yacimiento de Vaca Muerta necesita mucha inversión”.

No obstante, Torre cree que “no debería afectar mucho a su cotización, pues Repsol ya ha estado muy castigado”.

La subasta de letras a 12 y 18 meses es el otro punto caliente de la sesión. “Hoy se intentarán colocar entre 2.000 y 3.000 millones en letras. Es importante que se cubra el máximo rango previsto y que no sea a un precio muy elevado, pues sería contraproducente para España que el coste de se encarezca”.


Declaraciones a Radio Intereconomía