Además, el 28,9% del patrimonio de las familias está dedicado a acciones, depósitos o fondos de inversión. La deuda familiar se ha situado en el 19,3% del patrimonio y asciende a 776.138 millones de euros, muy por encima de la media en la Eurozona. No obstante, ha descendido casi un 2% con respecto a 2005. Por otra parte, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, ha aconsejado a las entidades financieras que limiten la importancia de las hipotecas en su actividad y se dirijan a otros ámbitos. Asimismo, ha señalado que los niveles de morosidad no son preocupantes en España y aunque aumentarán ligeramente los impagos no generarán problemas a las entidades bancarias.