El mercado de vez en cuanto nos acostumbra a movimientos bruscos como el que hemos visto de la libra, saltos de stops, hay inversores que sitúan sus órdenes muy cerca y la liquidez provoca este tipo de movimientos.
 

Además, la debilidad que hay en la divisa y la incertidumbre de cómo se van a producir las negociaciones entre Reino Unido y Europa están generando mucha volatilidad en la divisa y no es apto para cualquier inversor. Por el contrario, se está viendo al FT-100 recoger beneficios de forma positiva pues la depreciación de la libra beneficia a las exportadoras británicas.

El dato de paro en EEUU está en el punto de mira. En los últimos meses se está esperando este dato y si fuera por encima de 200.000 empleos sería mejor y fortalecería la previsión de subida de tipos, que está por encima del 60% para la reunión de diciembre. Se espera que el desempleo se mantenga en el 4,9% con lo que mucha atención a este dato porque en la jornada de hoy por esa proximidad a la reunión de la FED puede influir más.

Deutsche Bank, ¿le queda que purgar? Mejor tomar posiciones en la zona de 10 que en 12,20 euros, como está cotizando. Sigue habiendo incertidumbres pero es de nuevo la importancia de tener sangre fría y no dejarse llevar por la euforia. Que llegue a niveles superiores depende de la información que se publique sobre la multa, como se va a gestionar, etc…

Declaraciones a Radio Intereconomia