El Ibex sumó al cierre un 0,67% en una semana que le deja una revalorización del 0,21%. La de este viernes fue una sesión con poco volumen y volatilidad y es que a la renta variable europea le faltó la referencia de Wall Street. Alejandro de Luis, analista de DifBroker mantiene que “ha sido imposible hacer nada en tema de índices este viernes por la poca variación de precios que hemos tenido”. “En un día sin EEUU no se puede hacer nada, nos guste o no, por suerte o por desgracia”.
En cuanto a los temas macroeconómicos del día, el experto explica que “hemos conocido las ventas minoristas que han estado por debajo de lo esperado” y hay que tener en cuenta que “se trata de un dato que se considera un indicador del ritmo de crecimiento de la economía”.

De momento es el Ibex 35 el único índice que ha conseguido superar los máximos anuales y tiene por tanto una divergencia importante con el resto de plazas. De Luis matiza que “el problema del Ibex es la ponderación de algunos de sus valores de manera que hay un buen dato sobre un valor, como puede ser Telefónica o Santander, y puede mover todo el merado y no por datos generales sino por un valor en concreto”. Es cierto que “el diferencial con el resto de índices se ha ampliado, el Ibex está en niveles superiores a sus homólogos europeos y por lo tanto sus probabilidades de caída son mayores que las de otros como por ejemplo el Dax”.

Hoy Repsol YPF lideró las ganancias con una recuperación del 2,34%, el analista reconoce que “sí tiene buena pinta incluso hay indicadores que dan un momento de compra” pero “tiene una resistencia en los 17 euros importante”, con lo que “sería mejor esperarse, hoy ha cerrado en los 16,60 euros y quien quiera entrar que espere a ver una o dos sesiones que cierre por encima de los 17 euros”. “Tiene buena pinta pero hay que ser cautos y esperar esa rotura”.

También los dos grandes bancos tiraron del selectivo para arriba pero de Luis advierte de que “el sector financiero empieza a coger niveles peligrosos”, “hay que tenerlo claro”. Se han visto “rebotes de hasta el 70% con lo que una mínima caída del 15% podría ser incluso saludable”. “Nada sube o baja en vertical en bolsa, tiene que hacer movimientos de zigzag y Santander por ejemplo no lo ha hecho por lo que podría vivir un recorte”. Así las cosas, “no soy partidario de entrar en el sector y tampoco en Santander”, resume el experto.

En relación a Iberdrola Renovables que fue la más penalizada al recortar un 2,47%, el analista explica que “el canal alcista que empezó a dibujar finales de junio lo ha roto ya”, “técnicamente estaría fuera”. Cabría que esperar a que “se fuera a mínimos de las ultimas dos semanas con lo que de momento lo mejor es estar fuera”.

El experto apunta a que ahora mismo “no es buen momento para quien quiera entrar a comprar”, “se pueden hacer estrategias bajistas por ejemplo con ACS que está bien para entrar a vender en corto con cualquier producto que nos permita esa posibilidad”. Hay que tener en cuenta también “la situación técnica de algunos valores y de los índices porque Europa no puede hacer nada sin EEUU que lleva la voz cantante”. Así las cosas, “el S&P 500 está dibujando una figura de cambio de tendencia que nos preocupa y si pierde lo 890 puntos se puede ir a 815” que “se corresponden con los 8.700 puntos de Ibex” por lo que “no creemos que sea un buen momento para entrar”. Ahora “la clave del Ibex 35 son los 9.500 puntos porque si los perfora se puede ir un 10% abajo”.