Con este nuevo lanzamiento, la entidad se ha marcado el objetivo de ofrecer una alternativa a las necesidades de ahorro de los más de tres millones de trabajadores autónomos que hay en España. El nuevo producto, que amplía la gama del Depósito Creciente, requiere una imposición mínima de 3.000 euros y permite invertir los ahorros de forma fácil y sin asumir riesgo. Este producto complementa los recientes lanzamientos de “la Caixa” en depósitos de ahorro a plazo con rendimiento variable, entre los que destaca la gama del Depósito 10, que ha tenido una favorable acogida entre los clientes y que incluye el Depósito Autónomos 10, dirigido también a este colectivo. www.estrategiasdeinversion.com