“Estamos dentro de una guerra de divisas con el fin de quebrar al euro”, así lo reconoce Félix González, socio director general de Capitalia Familiar, quien asegura que una vez que ha caído Grecia e Irlanda, no será Portugal sino España el siguiente objetivo”.

Parece que Portugal no preocupa tanto como sí España que será el objetivo en las próximas semanas, explica Félix González, socio director general de Capitalia Familiar en Intereconomía Radio.

Si fuera un especulador, explica González, “no desarrollaría un ataque como se ha hecho en el caso de Irlanda contra España”. Es cierto que el déficit público español está muy alejado de el resto de periféricos y que el Tesoro ha sido capaz de refinanciar todos los vencimientos”, señala. No obstante, España cuenta con un problema mayor de endeudamiento del sector privado así como unos balances de la banca que está completamente anegados por una deuda fallida, reconocida o no oficialmente, pero que pesan y lo seguirán haciendo”. Es por ello que este analista reconoce que el ataque a nuestro país “se va a seguir centrando a través de sistema bancario”.

Recomendaciones

Desde Capitalia Familiar aconsejan mantener cierta calma. A pesar de que en los últimos días oímos la preocupación de sacar o no los ahorros fuera de España, González cree que se podrían llevar a cabo algunas medidas. Entre ellas, este experto señala “minimizar al máximo posible la exposición a la renta variable, no tener nada de exposición al sector bancario español – pues nuestros bancos siguen siendo solventes pero una presión fuerte de la prima de riesgo puede dificultar el acceso a financiación en los próximos meses-; minimizar el riesgo a través de depósitos pues hay alternativas de inversión mejores a través de fondos de inversión en renta fija corporativas”.