La política de tipos bajos que puso en marcha la Reserva Federal al inicio de la crisis financiera ha puesto contra las cuerdas a la industria financiera. Estas medidas se tomaron para impulsar a una economía herida de muerte, precisamente, por estos mismos bancos.
 
Sin embargo, la posibilidad de que la FED vuelva a subir los tipos a finales de este año ha animado a los que piensan que el sector puede comenzar a respirar de nuevo. Se espera que la recuperación sostenida de la economía y los salarios aumenten la demanda de crédito que, además, será algo más caro. La luz al final del túnel.

En Estrategias de Inversión hemos incluido a  Goldman Sachs en nuestra cartera americana de valores.

Precisamente hoy comienza la temporada de resultados para los bancos americanos, con JP Morgan, Citi y Wells Fargo como puntas de lanza.

JP Morgan ha publicado unas cuentas mejores de lo que esperaban los expertos de Facset. Han ganado 1,58 dólares por acción, frente a los 1,39 previsto, aunque por debajo de la cifra del año pasado. 

Por su parte, Cit también han mejorado sus beneficios con respecto a las previsiones de los analistas al ganar 1,24 dólares por título.

Si miramos a JP Morgan y a Citi, vemos que su evolución en el último año ha sido dispar. La primera de las dos entidades ha subido algo más de un 10%, mientras que la otra cae un 5%.  Si elevamos el plazo hasta cinco años, JP Morgan ha duplicado su cotización, mientras que Citi sube algo más de un 65%.​

JP Morgan y Citi

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión enmarcan a las dos empresas en fase alcista. JP Morgan tiene una puntuación sobresaliente, el máximo en la escala que va del cero al diez con todos los parámetros que se analizan en positivo. 

JP Morgan

La puntuación de Citi es de ocho, ya que los volúmenes que se negociarían tanto a medio como a largo plazo son decrecientes.

Citigroup