La compañía obtuvo pérdidas de 561 millones de euros en los primeros nueve meses del año en comparación con el beneficio neto de 78 millones de euros del mismo periodo del año anterior. Eso ha provocado que la acción se vaya a la baja en el comienzo de la sesión.
Indra no está en su mejor época. Ni mucho menos. Eso es lo que se puede apreciar después de haber presentado unas cuentas que no han sentado nada bien a los inversores. El motivo ha sido porque ha decepcionado todo su balance ha sido peor en comparación con el que presentó en octubre del 2014.

Cayeron sus ventas de 2.086 millones de euros a 2.069 millones de euros y la contratación desde 2.126 millones de euros hasta 2.019 millones de euros. Aunque lo más sangrante, además de las pérdidas que ha reflejado, es el aumento de su deuda neta hasta 837 millones de euros y las pérdidas del flujo de caja libre en 187 millones de euros



Las cuentas se han tomado inmediatamente en la apertura con un tono rojo que se ha agudizado a medida que han ido transcurriendo los minutos. Los títulos de la compañía se han desplomado más de un 4% una vez se ha certificado que la pesadilla se ha hecho realidad y que los peores presagios han llegado en forma de números negativos.

Indra Gráfico técnico


A estos se le une que el valor tiene un enorme porcentaje de posiciones cortas. Hasta un 11,33% de su capital está en manos de especuladores. Vemos que en las últimas jornadas se ha apuntado a esta lista Tricadia Capital Management adquiriendo un 0,52% de Indra. En cambio, Marshall Wallas ha reducido su presión sobre el valor al 1,68%.


Los comentarios a estas cifras no se han hecho esperar. Ramón Forcada en declaraciones a Radio Intereconomía ha asegurado que “Indra no termina de resolver sus problemas”. El problema, según su punto de vista “es que van descubriendo cómo se encontraba la compañía antes de la salida del antiguo presidente”.

En este sentido, el flujo de caja se ha vuelto negativo, la deuda aumenta un 15% y los pedidos caen un 1,7%. “Teníamos la impresión de que Indra estaba resolviendo los problemas más rápidamente, pero estas cifras son malas y, aunque siguen haciendo un esfuerzo por limpiar la compañía, pero no hemos llegado al punto de inflexión”, ha comentado. “Tenemos un precio objetivo de 9,50, pero probablemente lo bajemos”, ha asegurado.

La lectura se ha tomado también de manera negativa por Renta 4. La firma de análisis ha afirmado que esperan una reacción negativa de los títulos a los resultados y que revisan a la baja “nuestras estimaciones y P.O. (antes 12,7 eur). Recortamos la recomendación de Sobreponderar a Manterer”.

Asimismo, nuestros filtros técnicos muestran que Indra se encuentra con una tendencia bajista de largo plazo, con las medias móviles cruzadas a la baja. Por el contrario, en el medio plazo la tendencia es alcista. Si bien es cierto que prácticamente todos los indicadores sobre la acción se encuentran en negativo.

Indra indicadores