Es el primer split que se ve de una grande de España desde el año 2007 cuando lo realizara Iberdrola. Inditex pretende con este movimiento acercarse al pequeño inversor y dar un mayor recorrido a la acción. Y desde luego lo necesita. Es el único blue chip que se coloca en terreno negativo en el año, con pérdidas del 8%. 

Este lunes comienzan a cotizar las nuevas acciones de Inditex tras la aprobación en la pasada junta de accionistas de la realización de un desdoblamiento de acciones ('split') de cinco títulos nuevos por uno antiguo, sin variación en la cifra de capital social, con el objetivo de dar más liquidez a la cotización de la acción, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

El desdoblamiento de acciones en la proporción de cinco nuevas por una antigua se llevará cabo mediante la reducción del valor nominal unitario de los títulos de 0,15 euros a 0,03 euros por acción.

Con esta medida, la firma pretende aproximar el precio de cotización unitario de la acción a niveles más en línea con los habituales en las Bolsas españolas y otros mercados internacionales, sin que dicha reducción del valor nominal afecte a la estructura de recursos propios de Inditex.

De este modo, cada accionista registrado al cierre de mercado el próximo 25 de julio recibirá cinco acciones nuevas por cada acción existente.


Falta el particular
Es extraño cómo la segunda compañía por capitalización del mercado tiene un peso tan extremadamente irrisorio del inversor retail. Al cierre del viernes su capitalización se colocaba ligeramente por debajo de los 70.000 millones de euros. Según el informe anual del cierre de 2013 de la compañía, los inversores particulares representaban tan sólo el 1,41% de su accionariado.

Es el menor porcentaje de inversores retail de entre todos los grandes valores del Ibex 35. El caso del Banco Santander, por ejemplo, alcanzan a casi la mitad de su capital social, un 47%, mientras que en BBVA representan un 38%. 

 
Accionariado Inditex
FUENTE: INDITEX


Caída del 8% en 2014

La cotización de la firma textil gallega se atascó en la resistencia de los 120 euros por acción a finales del año pasado y principios de este y no ha sabido rehacerse a sí misma. 

A partir de este lunes, las acciones de Inditex que cerraron a 111 euros el pasado viernes comenzarán a cotizar en el nivel de los 22,35 euros por acción. Más asequible para el bolsillo del pequeño inversor y, sobre todo, con un mayor recorrido por delante al abandonar una cota que empezaba a dar vértigo. "Cotiza a un ratio PER forward de 27x, lo que consideramos caro, pero la calidad de la compañía y el modelo de negocio permiten pagar un precio caro, por encima del PER medio del mercado de 15x", aseguraba Gisela Turazzini, cofundadora de Blackbird. Por delante de Inditex tan sólo hay un valor más 'caro' dentro del mercado continuo y no es otro que el clásico CAF que cerraba el viernes en los 340 euros por título

COTIZACIÓN INDITEX



“Apúntate a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil”