El riesgo de irnos a los 7800 puntos está ahí, no parece que ahora pero al fin y al cabo lo de hoy no es más que consecuencia de algo específico que afecta exclusivamente a España. Seguiremos la estela de quien la hemos seguido siempre, mercados europeos, americanos y hoy por hoy ninguno de ellos es bajista.
La percepción sobre la banca española ha cambiado, es posible que en un escenario bajista quizás incluso el mercado español e italiano lo hagan mejor que el resto.

BBVA. La idea que yo tengo en cuanto al escenario general pasa por contemplar caídas aparentes, para recuperar la dinámica alcista de largo plazo. A todo esto le falta una segunda gran pata bajista, con lo que volveríamos a ver a los mercados tanteando los mismos niveles de 2009. Es posible ver a BBVA por encima de los 8.25 euros.

Gamesa. Mantenía siempre mínimos relativos. Ahora la cuestión, o el aspecto técnico, ha empeorado. El primer soporte importante lo tiene en la zona de 1.60 euros en precios de cierre pero es llamativo que hoy está rompiendo la directriz alcista que viene de julio del año pasado. NO es del todo feo , ni mucho menos dramático, con lo que las previsiones son distintas a hacer tres semanas. Si el Ibex35 se coloca por debajo de 8240 puntos, si empeoraría la situación. Este valor se ha comportado de manera autónoma. Puede darse la vuelta a la tortilla o no volver a caer a plomo.

Iberdrola. Tiene una zona relativamente importante a corto plazo de soporte en 3.90 euros, puede estar dándonos incluso señal de entrada pero no con vocación de permanencia. Creo que sólo para el corto plazo esta zona le puede dar un cierto apoyo. En cuanto a resistencias, la zona de 4.16-4.17 euros en precios de cierre es una resistencia importante.

Caixabank. Creo que el primer nivel importante a recuperar son los 3 euros, una zona que entre septiembre, octubre y noviembre le costó superar y que pasa a convertirse en referencia. Tiene posibilidades de ir a buscar los 3.20 euros. Ahora mismo el stop importante, soporte, lo tiene en los 2.80 euros.

Telefónica. El recorte no ha sido tan brusco como en otros valores. Adolece de una tendencia definida y se mueve entre el soporte de los 9.80-10 euros en precios de cierre y resistencia muy clara en 11 -11.75 euros. Ahora mismo está a medio camino entre varios niveles y la evolución a muy coarto plazo es impredecible pero no está haciendo nada, ni para bien ni para mal. A corto plazo parece que los más probable es que ataque la resistencia de los 11 euros.

Enagás. Lo de la semana pasada fueron máximos históricos, la zona de 18 euros habría que acomodarla a la realidad de pagos de dividendos. Simplemente con que cierre tal cual la está dejando ahora, estamos hablando de una pauta envolvente alcista de muy corto plazo. De momento, sólo dura cuatro jornadas, no será hasta que pierda los 17 euros en precios de cierre y sobre todo cierre el último hueco en 16.83 euros, cuando empeorará la situación. Viene consecuencia extraordinaria de máximos y mínimos crecientes y nada de lo que sucede a corto plazo empaña esta tendencia.

La recomendación pasa por estar tranquilos, la liquidez es un tesoro porque estamos en un punto cercano de agotamiento de las subidas, y dando por hecho que eso es el lado alcista, cada vez con más precaución. Títulos en los que puede haber tirón, Renault por encima de 43 euros y Repsol, una vez que ha demostrado que la zona de 16 euros es un soporte importante.

Declaraciones a Radio Intereconomia