Iberdrola cerró el ejercicio 2015 con un beneficio neto de 2.421 millones, lo que supuso una mejora del 4% con respecto al 2014. Estas cuentas llegan en un momento clave para el valor, que ha perforado la directriz alcista de muy largo plazo.
 
Iberdrola ha presentado antes de la apertura sus cuentas de 2015, unas cuentas que muestran una ligera mejora en beneficios, clásica de negocios recurrentes como el suyo. Veremos si estos números convencen al mercado, pues la acción se está jugando la directriz alcista que nació en el verano de 2012. Esta directriz ha estado vigente y apoyando las subidas del valor desde entonces, pero en las últimas sesiones ha sido perforada a la baja.
 
Si Iberdrola intenta realizar un pullback a la directriz y traspasarla, esto pasará porque cotice por encima de 6,10 euros, nivel que también coincide con el retroceso del 50% de Fibonacci de todo el movimiento entre los mínimos de agosto pasado y los máximos de enero de este ejercicio.  Si el valor confirmara por encima de estos niveles, podría seguir subiendo e intentar un nuevo ataque a los 6,60 euros.
 
En cambio, si Iberdrola continúa por debajo de la directriz y perfora el soporte de los 5,95 euros (en el que se frenó ayer), podría seguir cediendo hasta los 5,70 euros y, posteriormente a los mínimos de agosto del año pasado, en los 5,55 euros.
   
iberdrola


Según nuestros indicadores técnicos Premium, Iberdrola presenta una situación técnica de medio plazo bajista después de que el precio se haya ido por debajo de la media de 14 sesiones, pues esta media pasa por donde la directriz alcista mencionada. En cambio, conserva la tendencia alcista de largo plazo porque precisamente la media de 40 sesiones sigue situada por encima de la de 200 (6,23 vs 6,13 euros).
 
 
iberdrola


Lea también:
Estos son los únicos valores del Ibex 35 que aprueban por técnico