Iberdrola cerró el ejercicio 2015 con un beneficio neto de 2.421 millones avalado por la evolución de las dos divisas de referencia de la compañía, el Dólar y la Libra, efecto que se ve parcialmente compensado por la evolución pobre del Real Brasileño.

En el período 2015, Iberdrola cuenta con 46.471 MW instalados (Total MW gestionados) de los que un 63% produce energía libre de emisiones a la vez que opera con coste variable muy reducido. Un año en el que la integración de Iberdrola USA y la americana UIL tiene efectos desde el pasado 16 de diciembre. En el período, la deuda neta de la eléctrica se coloca en 28.067 millones, con una mejora del apalancamiento hasta el 40,7%. Aunque especifica que, sin tener en cuenta la compra de UIL, el apalancamiento se colocaría en el 40,1%, hasta los 25.661 millones.  Los  ratios de solvencia de Iberdrola alcanzan “el nivel esperado para 2016, cumpliéndose el objetivo con un año de antelación”, explica en la nota de prensa remitida a la CNMV.



Por regiones, en España las  cifras se han caracterizado por una menor producción hidroeléctrica den comparación con el año previo (-27.6%) ya que 2014 fue un año de “excelente hidraulicidad” junto al crecimiento de la demanda eléctrica del 1,8% y el 1,6% en términos ajustados de laboralidad y temperatura. En este sentido, cuenta la compañía, destaca la evolución del sector industrial de  grandes consumidores, que crecer un 2,4% en los últimos doce meses.



En Reino Unido, la demanda eléctrica disminuye un -1,2% frete a 2014 mientras que la demanda de gas de clientes aumenta un 2,2% debido a las bajas temperadoras.

En EEUU, la evolución de la demanda eléctrica ha sido del +0,1% y la de gas un -5,7% por las mayores temperaturas.  Mientras que la región brasileña disminuyó su demanda en un 1,6%. 



Sin embargo, la evolución de estos mercados ha quedado condicionada por la evolución de sus divisas. De hecho, la evolución media de las divisas de referencia de Iberdrola contra el euro durante 2015 ha dejado a la libra esterlina con una subida del 10% y al Dólar USA con revalorizaciones del 16,5%. Subidas que se ven compensadas con la penalización que experimentó el Real Brasileño en el período, que se redujo un 18,3%.
Por otra parte, Iberdrola señala la evolución de las materias primas: el petróleo brent, que se fijo en los 52,8 dólares por barril, que supone una depreciación del 49%. El precio medio del gas en el período  se redujo un 5%, hasta los 19,8 euros, el precio del Carbon API2 cayó un 25% mientras que el coste medio de los derechos de CO2 cayeron 1,7 euros/tonelada, hasta los 6 euros en 2015.