Para disfrutar del préstamo Hipoteca 400 es necesario tener, al concluir el periodo inicial de los dos años, una determinada vinculación con la entidad. Se concreta en la domiciliación de la nómina de uno de los titulares con una cantidad mínima de 600 euros mensuales como requisito básico, domiciliar al menos tres recibos o suscribir el seguro Ibercaja Hogar o el del seguro de vida que comercializa Ibercaja Vida.

HIPOTECA REBAJAS

Junto a este préstamo, la Entidad ha comenzado la comercialización de la Hipoteca Rebajas, cuyo objetivo es captar préstamos de otras entidades mediante subrogación. El préstamo no podrá exceder del 70% del valor de tasación de la vivienda, con un tipo de interés del 2,75% durante los seis primeros meses, y el resto, Euríbor más 0,50% con revisión semestral.

El plazo máximo de financiación es hasta 40 años. Los beneficiarios no tendrán que abonar la comisión de cancelación de su actual hipoteca, ya que la sufraga Ibercaja. Igualmente, el cliente no paga ningún tipo de gastos de tasación, nota simple, notaría, registro y gestoría.