Hoy la sesión está más floja que ayer, el mercado toma el pulso a una situación post rally que es normal que aplane algo , fundamentalmente teniendo en cuenta los eventos que tenemos y que meten algo de miedo: la intervención de Theresa May, la publicación del IPC americano mañana y la toma de posesión de Trump el viernes, que genera cierto respeto.
 
Sin embargo, todavía es pronto para decir que se ha acabado la fiesta. “Hay un cambio de contexto a mejor y parece que el mercado está asumiendo que el flujo de fondos tiene que ir a bolsa. Además, los corporativos irán sufriendo y esa es una tendencia a medio plazo que iremos viendo a lo largo de 2017. Si va más lento este rally se extenderá algo más en el tiempo”.

Sobre el Brexit, este experto reconoce que la nueva situación no se ha puesto en valor – en mal valor – porque los perdedores son los británicos y las compañías británicas con negocios en la Eurozona. Hábilmente están defendiendo su competitividad vía depreciación de la libra, creo que tiene tope en 0,90, y ellos pueden negociar y convertirse en una especie de franquicia fiscal de la Eurozona con tipos bajos para mitigar el impacto pero éste será severo. De hecho, el crecimiento se irá a 1-1,5% y las compañías lo  van a acusar.

Hoy las acereras están sufriendo. Siempre que hay miedo a que Trump, de alguna forma concrete algo más lo que va hacer en cuanto a proteccionismo con China, las compañías más vulnerables serían muy cíclicas y ligadas a materias primas como acero, cobre…Cuando el viernes hable Trump, nos tenemos que sea un discurso que entre algo más al detalle y haga daño.

Declaraciones a Radio Intereconomia