Pablo García, director de Carax-Alphavalue, analiza la situación de los mercados en una jornada en la que la bolsa europea abrirá hasta la media sesión. 

“En contra de lo que estoy escuchando, hay que tener mucho cuidado con estas sesiones, con mucha volatilidad, y no hay que olvidar la situación de Grecia, la de Rusia…que hace que a corto plazo podamos tener alguna sorpresa. 

De cara a los próximos seis meses concedemos un potencial del 7,25% para la bolsa. E incluso, querría destacar las mejoras micro cuando este año tendremos un beneficio del 11,5% de los beneficios empresariales del Stoxx 50 después de tres años en negativo. Esto quiere decir que las empresas han sabido ajustar sus márgenes para ser rentables.

En los próximos meses yo espero que la caída del euro y del crudo sean un revulsivo. Respecto al petróleo, esperamos ver el crudo en 50 dólares en el medio plazo y no sabemos hasta dónde caerá. El órdago de Arabia Saudí nos parece extraño puesto que están intentando acabar con sus socios dentro de la OPEP y no va a ningún lado y puede ser incluso positivo para las compañías de shell and gas.

A mí me sigue preocupando mucho más Rusia. El default podría ser importante.

Hablando de mercados, hemos estado muy negativos en el sector petróleo, mientras que del lado positivo hemos estado a favor de las telecom. La sorpresa debería darla el sector bancario, si mantienen el dividendo y la mejora de resultados, este es un sector procíclico siendo una gran sorpresa para el año que viene”.

*Declaraciones a Radio Intereconomía