La bolsa norteamericana abrió la sesión en negativo arrastrado por la mayoría de referencias macroeconómicas publicadas al otro lado del Atlántico. Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada, recuerda que “aunque el índice de viviendas ha estado en línea, incluso un poco mejor –el precio de las viviendas en las 20 mayores ciudades de EEUU cayó un 15,3% en abril-, la confianza del consumidor se situó en junio en los 50,4(…)”, cuando el mercado esperaba que se situara en los 56 puntos desde los 58,1 de mayo". Este experto destaca además que el índice manufacturero de Richmond “ ha sido de -12 cuando esperábamos los 5”, recuerda. Datos negativos que invitan al analista de Fortis a afirmar que “estamos en un entorno bastante débil, situando al índice en el último soporte que nosotros consideramos antes del precipicio de los 1.306 puntos” para el S&P500. Asegura que “ya no nos quedan más cartas en la baraja y a partir de aquí rezaremos para que este soporte no se rompa, porque si se rompe veremos una bajada de un 5% más”.
Diego Escribano, director de asesoramiento financiero de Fortis Banca Privada recuerda que a los malos datos macroeconómicos conocidos este martes, hay que sumar la constante subida del crudo y los profit warning que comienzan a anunciarse–recorte de estimaciones de beneficios- . La advertencia más reciente es la lanzada por la compañía de transporte urgente UPS. Escribano considera que ese tipo de noticias “no desentonan en este entorno económico”. Recuerda además las estimaciones que FedEx publicó la semana pasada, asegurando que “UPS tiene un modelo económico mejor que el de FedEx para traspasar parte de los costes del crudo a sus clientes. En todo caso, -continúa-(estas compañías) obviamente reducen sus objetivos para el segundo trimestre, aunque tampoco supone una sorpresa” para el mercado dado los actuales niveles del crudo, “uno de los mayores causantes de esta crisis”. Sector Financiero El sector financiero tampoco anda demasiado boyante después de que Merrill Lynch (-1’85%) haya rebajado sus previsiones para el beneficio por acción de JP Morgan y Citigroup. Este experto recuerda que dado el entorno actual “la liquidez de estos bancos se va cerrando porque tienen que aumentar sus provisiones(…). La bajada de rating a las monolines la semana pasada también provoca que su acceso a la deuda se sienta más restrigindo(…)”. Diego Escribano recuerda que “estamos en un entorno de recorte de puestos laborales como son los 6.500 empleos en banca de inversión de Citigroup”, aunque esta reducción de fuerza laboral no afecta exclusivamente al sector financiero ni a esta compañía, “sino también a otras como Ford”, recuerda. El experto de Fortis rseñala que habrá que empezar a bajar estimaciones en aquellas compañías vinculadas al consumo.