Vemos que hay sentimiento comprador en le mercado y “que este rebote tiene más consistencia de la que pensábamos”, explica Álvaro Blasco, director de Atlas Capital. Aunque reconoce que la semana pasada “vimos caídas del 5% en nuestro selectivo, entre la subida de ayer y la de hoy alcanzan casi esta cifra”. Blasco piensa que realmente “hay dinero que entra en el mercado y en el corto plazo se podría mantener esas subida”.
Una de las mayores revalorizaciones llega de Bankinter el día que comienzan a cotizar los derechos de suscripción de syu ampliación de capital. Una operación “clara donde el objetivo fundamental es la compra de activos que puedan reportar beneficios sustanciosos a la cuenta de resultados, y es lo que premia el mercado”. Para el director de Atlas Capital “es una operación buena porque los activos producirán una rentabilidad importante a la compañía y es el premio que reciben los inversores”.

Como el premio de 123 millones que reciben Bancaja y Banco Valencia por la venta del 2% de Abertis. Una operación que responde “a la necesidad de liquidez en un momento delicado para el sector financiero”. Blasco asegura que en caso de no necesitar liquidez “seguramente estas entidades no se habrían deshecho de este porcentaje pero es cierto que tienen estas participaciones para el momento en que necesitan liquidez disponer de ellas”. Cree que Abertis es una compañía “que ha tneido un castigo importante y con un horizonte de inversión de medio-largo plazo es una buena opción teniendo en cuenta que los ingresos recurrentes le harán candidata a pagar buenos dividendos”.

Un buen trato al accionista y retenerlo es lo que busca Telefónica con la amortización de 141 millones de euros. Por un lado, explica Blasco “incrementa el dividendo” y por otro vemos que el plan de fidelización de los empleados “va dando pasos hacia delante”. Blasco considera que “si los empleados toman posiciones en acciones de la compañía y además reciben un bonus similar al que suscriben, la implicación de la plantilla será mejor”. Algo que encuentra muy positivo.

Aunque positivo su recomendación se basa en tener mucha prudencia. Es cierto que el mercado ha recuperado un porcentaje elevadísimo, a nivel mundial hay pequeños puntos de luz pero todavía queda mucho camino por recorrer”. Por ello seguiría prudente y “entraría en valores donde no se busque la operación a corto plazo sino más bien la permanencia”. Valores de primer nivel “teniendo cuidado con el sector financiero y diversificando un poco en bolsa europea, más que en la española”, concluye.