En total las declaraciones presentadas ascienden a 5,4 millones con un incremento del 14,8% respecto al mismo periodo del año pasado. Además, 2,1 millones se han presentado a través de Internet. También ha aumentado el número de borradores del IRPF confirmados por los contribuyentes y que ascendieron a más de 3,2 millones, lo que supone un incremento del 29% respecto al 2006. La campaña, que concluye el 2 de julio, prevé la tramitación de 17,6 millones de declaraciones.