De hecho, su RSI ya se ubica por encima de 80 puntos
y, es que, en lo que va de año sube un 66%, lo que le convierte en la segunda acción más alcista del Ibex.

Este año Gamesa ha desarrollado una directriz alcista con una pendiente de vértigo. Por arriba, su siguiente objetivo son los 13,10 euros. ¿Podrá superar este nivel sin corregir antes? Lo cierto es que el valor ya clama un descanso y a corto plazo el soporte de Gamesa se encuentra en 12,26 euros
. Si se fuera a apoyar en este nivel antes de atacar resistencias no debería preocuparnos. De hecho, el soporte realmente relevante de Gamesa se encuentra muy alejado, en los 8,9 euros, por los que pasa la media móvil de 200 periodos.

gamesa


GAMESA Y LA RUTA DE LA SEDA
Gamesa continúa cosechando éxitos en su plan de expansión por Asia. La última muestra de ello son otros dos contratos que ha cerrado en China por los que suministrará 50 megawatios (MW) al grupo Hebei Construction & Investment Group (HCIG) y 48 MW a la compañía energética Fujian Energy.

A lo largo del año, Gamesa ha alcanzado acuerdos en China para el suministro de cerca de 250 MW. Gamesa opera en el país asiático como fabricante de turbinas y como desarrollador de parques y desde el año 2000, ha instalado más de 3.500 MW y realiza el mantenimiento de cerca de 900 MW.

Según las expectativas de la propia compañía, el continente americano, China y países emergentes son los hilos conductores del crecimiento más inmediato.

palancas de demanda de gamesa


Si desea ver todos los análisis y recomendaciones sobre Gamesa, consulte su ficha