El nivel de efectivo de las carteras de los gestores cayó drásticamente en el último mes, según el dato de la encuesta que elabora BofA Merrill Lynch. El dinero se ha ido a bancos, biotecnológicas y farmacéuticas, fundamentalmente en Estados Unidos. Los últimos movimientos el mayor empeoramiento de la asignación emergente en un mes desde 2011.
 
En concreto, el nivel de liquidez se redujo desde el 5,8% en octubre hasta el 5% en noviembre. Se trata del mayor descenso desde agosto de 2009. Apuntan en la firma que “una fuerte caída hasta el 4,8% en diciembre implicaría amplios riesgos de corrección en las bolsas”.  Apuntan también que este estudio no revela una gran rotación desde bonos a acciones, con lo que los inversores tienen mucho espacio para seguir aumentando el peso que tienen en renta variable.

efectivo


Sí que se ha producido una rotación entre sectores. Los últimos movimientos en Estados Unidos han favorecido una gran afluencia de los inversores a bancos, mientras que por el contrario han provocado salidas de empresas que pagan altos dividendos y utilities y telecomunicaciones. El dinero miedoso ha generado apetito por renta variable americana y rechazo a los mercados emergentes.  Un 44% de los inversores consideran que la rotación a cíclicas y sectores ligados a la inflación continuará en 2017.

rotación de activos


Otro de los puntos que más destaca en la encuesta de noviembre es que las perspectivas de los gestores de fondos con respecto a inflación que han alcanzado máximos de doce años.  Es más, el resultado de las elecciones americanas han provocado un incremento en las previsiones de crecimiento económico y beneficios empresariales.

crecimiento inflación


Como no podía ser de otra manera, la evolución de los tipos de interés en Estados Unidos también ha tenido su sitio. En la última encuesta, se ha producido un gran aumento de los inversores que piensan que la curva de tipos se va a elevar en los próximos doce meses. En concreto, lo piensa un 65% de los encuestados frente al 31% de hace un mes, lo que supone el mayor incremento mensual de la historia.

Asignación de activos
En este entorno en el que se espera que aumente el crecimiento, los beneficios y la inflación, los inversores han optado por reducir su exposición a la renta variable. Ahora mismo solo un 8% opta por sobreponderar, frente al 11% de hace un mes. El porcentaje sigue por debajo de la media histórica.

Mejora sensiblemente la opinión sobre la renta fija, ya que solo un 48% de los gestores opta por infraponderar esta categoría, frente al 50% de hace un mes.

En cuanto a las materias primas, en estos momentos un 2% la infraponderan, frente a la neutralidad del mes anterior.

asignación a renta variable


Por regiones, mejora la perspectiva sobre la renta variable americana que ha pasado de estar infraponderada en un 7% de las carteras a estas sobreponderado en un 4%.

La asignación a renta variable europea también ha mejorado para situarse en máximos de 5 meses al estar sobreponderada en un 8%.

Por el contrario, los mercados emergentes dejan de ser tan atractivos al pasar de estar sobreponderada en un 31% de las carteras al 4% actual. Se trata del mayor descenso mensual desde febrero de 2011.

asiginación a renta variable americana


Por sectores
En noviembre los inversores han salido de sectores relacionados con la inflación como utilities, telecos, staples y tecnología en favor de bancos y salud.  De hecho, la asginación a sanidad está en máximos de 16 meses al pasar a estar sobreponderada en un 25% de las carteras.  La tecnología, por el contrario, ha pasado a su peor lectura de seis meses.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
“Las biotecnológicas en mejor forma para aprovecharse de la marcha de Clinton”