Fidelity International va a reforzar su gama de soluciones de inversión para los clientes mediante el lanzamiento de dos ETFs de Smart Beta con un enfoque en el reparto de dividendos. Estos fondos, que combinan la experiencia en gestión activa de Fidelity con los elementos sistemáticos de la inversión pasiva, están diseñados para satisfacer la demanda de rentas por parte de los inversores.


El Fidelity US Quality Income UCITS ETF (que invierte en EE.UU.) y el Fidelity Global Quality Income UCITS ETF (que lo hace a nivel global) ofrecen exposición a empresas de alta calidad, abonando dividendos atractivos con el objetivo de ofrecer rendimientos superiores a los del conjunto del mercado** y, al mismo tiempo, gestionando cuidadosamente el riesgo.
Este planteamiento se basa en el principio de que las empresas de alta calidad con beneficios y flujos de efectivo estables tienen más oportunidades de destacar a lo largo del tiempo. El riesgo se gestionará con atención, reduciendo al mínimo las exposiciones relativas a sectores y países.

Con motivo del lanzamiento, Nick King, responsable de ETFs en Fidelity International, señaló: “Fidelity International trabaja siempre para ofrecer soluciones de inversión excelentes. La demanda de estrategias Smart Beta ha crecido durante los últimos años y se espera que lo haga aún más, en un momento en el que los inversores están buscando productos diferenciados que brinden resultados de inversión concretos y a precios competitivos. Se trata de un área en la que creemos que nuestras contrastadas capacidades de análisis y experiencia pueden aportar valor, y aumentar el abanico de opciones a disposición de nuestros clientes”.

“Nuestros primeros fondos cotizados Smart Beta replicarán índices creados por Fidelity y aprovecharán nuestra experiencia en el análisis de valores y diseño de carteras. Estamos convencidos de que podemos ofrecer un producto verdaderamente diferenciado combinando nuestra experiencia en gestión activa con los aspectos sistemáticos de la inversión pasiva”.

Estos fondos cotizados ofrecen unos precios muy competitivos, con unos gastos corrientes y comisiones de tan solo el 0,3% en el fondo estadounidense y del 0,4% en el fondo global, y comenzarán a cotizar el lunes 3 de abril en las bolsas de Londres (London Stock Exchange) y Alemania (Deutsche Börse). En España se encuentran actualmente en proceso de registro.