FCC ha aprobado la ampliación de capital por valor de 1.000 millones de euros, que dará entrada al magnate George Soros con una participación del 25% del capital, en tanto que Esther Koplowitz diluye hasta mismo porcentaje su participación en la constructora. 
FCC ha aprobado la ampliación de capital por 1.000 millones de euros, que supondrá la puesta en circulación d 1.000 millones de acciones nuevas de un euro de valor nominal. Una operación que se podrá suspender “si el interés social, las condiciones del mercado o de la estructura financiera resultante de la operación de aumento de capital u otras circunstancias lo hacen no aconsejable o impidiesen la ejecución del mismo”, tal y como explica la nota enviada por la compañía a la CNMV

La operación va dirigida a todos los accionistas de FCC y aquellos que compren acciones de la constructora vía derechos de suscripción preferente, sean o no accionistas. Esta operación sirve como “ticket de entrada” al magnate George Soros quien alcanzará el 25% del grupo de construcción, participación que resta a la todavía primera accionista de FCC, Esther Koplowitz, que reduce su participación al 25%. Un movimiento que se ha ido repitiendo desde el pasado mes de agosto, cuando FCC hizo sus mínimos anuales.

Según la propia compañía, esta ampliación tiene como objetivo reducir el endeudamiento y “aprovechar la generación de caja excedentaria para afrontar nuevas oportunidades de crecimiento, de tal manera que los fondos obtenidos en la ampliación se destinarán a la amortización anticipada, total o parcial del tramo B de la deuda financiera de la sociedad así como otras necesidades del grupo”. FCC firmó recientemente un préstamo sindicado por 4.528 millones de euros en dos tramos, A y B, con lo que la ampliación de capital servirá para reducir el importe pendiente del segundo tramo en 900 millones.

Esto le permitiría reforzar su estructura de capital y conseguir una mayor estabilidad financiera y un menor nivel de deuda. En realidad FCC abonará 765 millones, pues los 135 restantes corresponden a la quita del 15% que han aceptado las entidades financieras.

La prima de emisión que tendrán los derechos la determinará el consejo de administración, el mismo que fijará el canje para el ejercicio de los derechos de suscripción preferente. Una suscripción que se hará en uno o varios períodos sucesivos de inscripción, con una duración mínima de 15 días, comenzando el día siguiente a la inscripción de la operación en el BORME (Boletín Oficial del Registro Mercantil)

Las primeras valoraciones sobre la operación recomiendan acudir, al menos a los accionistas pues “de esta forma no verán diluida su participación”, explica Álvaro Blasco, de ATL Capital. A los que están fuera “le aconsejo seguir esperando pues, aunque creo que la operación va a ser perfecta y que FCC va seguir recuperando camino, soy de los que piensa que es mejor esperar a que otros se suban al tren, ver y juzgar”.

Hoy los títulos de FCC superan los dos puntos porcentuales de revalorización, hasta los 15.06 euros. Los precios siguen inmersos en el lateral que delimitan los 15.50 euros y los 13 euros "con un RSI cercano a los 37 euros, lo que redundaría en la lateralidad en la que está inmerso el precio", explica Ignacio Navarro, de Millard Equity en su video análisis sobre Trading en FCC.  De hecho, los indicadores técnicos sobre el valor muestran una compañía con una de las puntuaciones más bajas del selectivo español y en fase bajista. De hecho, en lo que llevamos de ejercicio cede más del 9%, cuando su índice de referencia cotiza un 2.9% al alza.

Gráfico FCC


Todos los filtros en rojo, salvo un volumen de largo plazo que es creciente.

Si quieres que te avisemos cuando FCC cambien de fase del ciclo bursátil, suscríbete gratis a las alertas de cambio de ciclo