Nueva jornada de recortes con una caída del 0,39%, lo que supone un retroceso del 4% desde los máximos alcanzados la semana pasada. El mercado sigue de cerca la evolución de dos variables. Por un lado presiona la debilidad en el tipo de cambio del dólar-euro y por otro, los niveles del precio del petróleo que siguen presionando al alza por encima de los 60 dólares el barril y a la OPEP amenazando con nuevos recortes. Sin embargo creemos que los recortes de los últimos días son sanos después de las subidas que veníamos registrando.