Dave Fishwick, responsable del equipo de Multi-Activos de la firma y co-gestor del fondo M&G Macro Episode, explica los movimientos de los últimos tiempos en los mercados y cómo se puede sacar partido de las situaciones que en un principio parecen adversas y que disuaden a muchos inversores de tomar posiciones.
 
“Los mercados están sorprendiendo mucho y uno de los ejemplos es la crisis que vimos con China el año pasado o después el referéndum sobre el Brexit”, indica Fishwick en un encuentro con periodistas. Eso no es nada nuevo, pero la clave, y lo que muchos operadores de bolsa se cuestionan, es cómo se puede sacar partido de esos momentos en los que el miedo se apoderada de las principales plazas mundiales.

“Lo primero que pensamos es cómo se compensará el mercado con esos riesgos potenciales que están por venir”, describe el gestor. En este sentido, hay grandes ejemplos que hemos visto cómo por ejemplo el desarrollo del mercado después del Brexit o una vez que Donald trump se alzó con la victoria en Estados Unidos. Una vez descontado esos momentos, se generaron oportunidades de entradas con las que obtener rendimientos a futuros.

En este sentido, el equipo gestor del M&G Episode Macro Fund, una vez descontado el impacto de los comicios de Estados Unidos, decidieron no tener exposición al DAX, reducir la exposición al Eurstoxx 50, descender el porcentaje de banca americana en cartera del 5% al 2,5%, o reducir el volumen de las posiciones cortas de los treasuries estadounidenses.

Unos métodos de inversión y una gestión activa que permite tener un desempeño positivo en un entorno en el que la búsqueda de la rentabilidad sigue siendo la principal tarea a considerar.

Así pues, en un clima de mercado en el que hay episodios que tensionan la renta variable u otra clase de activos, el posicionamiento previo resulta fundamental. Por ejemplo, Fishwick avisa que después de haberse descontado un gran impacto en el peso mexicano por las políticas de Donald Trump, o tras la depreciación de la lira turca, ahora habría “oportunidad en las dos divisas”. De hecho, tal y como afirma, “compramos liras turcas y peso mexicano frente al dólar porque las caídas son limitadas”. Por tanto, sería una opción a tener en cuenta de cara a los próximos meses.

Con respecto a la valoración del mercado nortamericano, que sigue cosechando máximos tras máximos en los últimos tiempos, indica que, bajo su punto de vista, “no se encuentra sobrevalorado sino que actualmente está en precio”. Y dentro de este ambiente actual, una buena oportunidad dentro de la renta variable sería “apostar por bancos norteamericanos”, que es uno de los sectores “que están baratos”. La nueva regulación que está por venir les puede favorecer notablemente.

Además, dentro del mercado de divisas, donde tienen el equipo gestor de este fondo tiene el 49% de sus posiciones, ve interés ante el momento macro en el que nos encontramos en el real brasileño, en el rublo ruso, en el rand sudafricano o en el won koreano. También, prefieren reducir su exposición neta en dólares.

Con todo, Fishwick sigue manteniendo posiciones cortar con respecto a los bonos gubernamentales: en especial en Estados Unidos y en Alemania, y apuesta por una gran cantidad de mercados emergentes entre los que se encuentra Taiwán, Singapur, o Corea del Sur.

QUIZÁS LE INTERESE LEER:
¿Teme otro Lehman y por eso no invierte? Abante cree tener la solución 
Adapte su cartera al futuro invirtiendo en megatendencias