Las bolsas periféricas son las más baratas de la eurozona, y también en su comparación con Wall Street. Siguen estando más penalizadas que el resto de mercados, al igual que el sector energético…que se ha convertido en un chollo en plenas rebajas.


España, Italia y Portugal, las bolsas más baratas
Especialmente la bolsa lusa que es, por cierto, la que más sube en el último mes. Al parecer, los inversores habrían visto la oportunidad en el selectivo lisboeta PSI-20 puesto que se apunta un 5,75%, según datos de Infobolsa, quedando lejos de revalorizaciones superiores al 3% por cuenta de las bolsas de París y Fráncfort. Cuestión aparte es España, con una caída del 1,23% para el Ibex 35.

El mercado portugués se encuentra particularmente infravalorado si nos atenemos a los analistas de Morningstar, quedando incluso por delante de la bolsa rusa, fuertemente penalizada tanto por la caída del rublo, como del precio del petróleo, así como por las sanciones derivadas de acciones militares del primer ministro del país, Vladimir Putin.

Aún más baratas que el mercado español se encuentran las bolsas de Milán y Londres, mientras que el Índice General de la Bolsa de Madrid ocupa el puesto número 28 de los mercados que mayor infravaloración sufren. Los analistas conceden a la bolsa nacional 1,06 puntos, lo que supone estar ligeramente más barata que la media que ejemplifica a la perfección Wall Street.

No hay mercado próximo excesivamente caro. Sí lo están, sin embargo, los asiáticos siendo las bolsas de China y Japón algunas de las más sobrevaloradas del mundo.

valoración por países


A precio de derribo
La caída del crudo ha tenido su consecuencia directa entre las compañías energéticas pues son, con gran diferencia, las más infravaloradas del mundo en estos momentos. El WTI ligero estadounidense aguanta en el nivel de los 47 dólares, mientras que el europeo Brent permanece por debajo también de la cota de los 50 dólares en un desplome que no cesa.

Por delante se ha llevado a petroleras de toda índole y, por supuesto, también a la española Repsol. Roberto Moro, de Apta Negocios, reconocía que era, de entre los grandes valores del Ibex 35, el que había perdido con mayor contundencia su soporte. La acción se deja más de un 15% en el último semestre.

Las compañías energéticas representan uno de los tres sectores que cotizan con cierto descuento en los mercados. La lista la completan el sector de materiales básicos y los bancos.

Sin embargo, tanta búsqueda de refugio se les habría ido de las manos a los inversores. Por su menor volatilidad y su capacidad de sortear las crisis de los mercados tanto cuidados de salud como consumo defensivo son los dos sectores más sobrevalorados en estos momentos.