Josep Prats, director de gestión de patrimonios de Ahorro Corporación, comenta que “ahora la cotización de Iberdrola Renovables depende mucho de lo que haga la matriz, ya que hay ya un acuerdo de canje”.

Estos días no está disparándose como otros valores de energías renovables porque “el anuncio de la absorción por parte de su matriz se produjo unos días antes de los sucesos en Japón. Si hubiera sido posterior, habría tenido un gran comportamiento, como lo están haciendo Fersa o Gamesa”.

A pesar de la rebaja de rating de Portugal, “la prima de riesgo de España está algo más relajada, pues preocupa Portugal”. Sin embargo, “Portugal es un dique de contención para otros países como España e Italia, aunque confío en que pueda reducir su diferencial, algo que sería muy importante para la recuperación de la bolsa”.

Además, comenta que “en Irlanda y Grecia no se puede descartar que en algún momento los inversores tengan que sufrir una quita porque el Estado no pueda pagar las garantías”.

En el Mercado Continuo, Prats defiende que “Mapfre es una buena inversión, no tiene riesgo reasegurador relevante, por lo que está muy ligada a su propio negocio y sus seguros de vida y auto están siendo rentabilizados”.

A pesar de que “Inditex está cotizando a unos múltiplos del 16-17% beneficios, se puede mantener una compra, eso sí, si llegara a los niveles próximos a máximos, habría que ser prudentes o, incluso, salirse”, avisa el experto, quien valora que “la compañía es excelente, el cierre de tiendas en Japón no importa y lo que preocupa pueden ser los márgenes”.

“Las caídas que ha sufrido Repsol estos días son generalizadas, pero más allá de la pérdida coyuntural, en el medio plazo es una excelente inversión”, afirma Prats. Eso sí, dice que “el accidente nuclear de Japón repercutirá en el encarecimiento mundial de la energía y creo que se estabilizarán los actuales precios altos del petróleo y el gas natural”.

La recomendación del experto pasa por “apostar a la recuperación de las bolsas y los blue chips. Confío en que este año tiene que ser el año de la banca, especialmente del Banco Santander”.


Declaraciones a Intereconomía Radio