“La ralentización económica trae la deuda a los gobiernos. Cuando los gobiernos incrementan sus deudas, baja la calificación crediticia, deteriorando el balance de los bancos”, explica Marc Ribes, director de Activo Trade.

Esto es debido a que, “cuando las entidades financieras piden prestado al BCE, ponen como aval la deuda pública. Así pues, el deterioro de los balances lleva a que los bancos no presenten a las PYMEs, que son las que crean más trabajo, lo que vuelve a llevarnos a la recesión”.

Bajar tipos de interés de forma drástica puede ayudar a que Europa crezca, pues no hay otra salida para la crisis”.

En cambio, “EE.UU. ha tomado medidas para favorecer el crecimiento económica. En Europa, sin embargo, se demoran las medidas que se toman, como es el caso de Grecia, que lleva a los mercados otra vez a la incertidumbre. Necesitamos un cambio de liderazgo muy importante. Hay que archivar la crisis de Grecia y pensar en cómo hacer que la economía crezca".

“Alemania va a pedir a China que se implique en el fondo de rescate, ya que las exportaciones chinas en Europa son muy importantes. Si bien, también Alemania debería comprometerse a comprar productos dentro de la zona euro”.

“Para principios de 2012 el escenario será peor. Estamos entrando en recesión en Europa, pues el crédito bancario no fluye. Sólo habría una cosa que nos pudiera salvar, que China se implicara seriamente en financiar Europa”.


Declaraciones a Radio Intereconomía